Cargando el player...

Jueves, 13 de Abril de 2017 | 7:36 am

El error que todo el mundo comete después de lavarse los dientes

Enjuagarse la boca después de haberse cepillado los dientes es una práctica normal. Sin embargo, no es la mejor idea.

La razón está en el funcionamiento de la pasta de dientes. El problema es que los ingredientes activos de la crema dental, específicamente el flúor, no pasa el tiempo suficiente en contacto con los dientes, como para incorporarse bien. Según explica el doctor Phil Stemmer, del centro dental Fresh Breath Center en Londres:

"Enjuagarse la boca elimina la capa protectora de flúor que deja la pasta de dientes sobre las piezas dentales. Esa película nos garantiza horas de protección adicional".

shutterstock_94865281

En rigor, esta información es muy conocida entre los dentistas y siempre se lo están recomendado a sus pacientes.

Hay algunas excepciones a esta norma, como los niños pequeños, a los que es mejor dejar que se enjuaguen la boca para que no traguen excesiva pasta de dientes, la cual puede generar una intoxicación por flúor (fluorosis). En el caso de los adultos, simplemente basta con escupir la pasta sobrante.

Fotos: Shutterstock



pixel

Noticias Recomendadas

+Noticias Repretel

cine

Jason Momoa responde a críticas de 'Justice League'

nacionales

Pueblo se levanta a un año del Huracán Otto

nacionales

Lotto se "engordo" en 125 millones de colones

nacionales

Trabajos en Circunvalación finalizarían antes de tiempo

nacionales

Vecinos temen que sicario vuelva

televisión

Muere David Cassidy de la serie "The Partridge Family"

salud

5 salas nuevas para cirugías ambulatorias son habilitadas en el San Juan de Dios

nacionales

Evaluarán restricciones en sitio web del Cosevi

nacionales

Gobierno da asueto a empleados públicos para asistir a marcha de este viernes

fútbol nacional

Ninguno pudo con él en 22 fechas

variedades

¡Conozca la lucha de Carmencita para salir adelante día a día!

variedades

¡Las facetas de Alejandra Alfaro y su relación con el ajo!